Historia de la Escuela

 

La Escuela Normal Superior Dr. Alejandro Carbó, fundada en 1884.

 

El 2 de junio de 1884, con el comienzo de las clases, se hace realidad la fundación de la Escuela Normal Nacional de Maestras. En 1887 Primera promoción: Srtas. Cristina Morcillo, Urbana Casas, Victoria Casas y Defina Savio.

 

Esta labor fecunda; posibilitada por la idoneidad y espíritu heroico de las primeras maestras, selló el afianzamiento de las ideas renovadoras y el nacimiento de generación que sumarían su invalorable aporte a la cultura de Córdoba y del país. La sociedad de Córdoba ve triunfante en sus hijas la obra de la Escuela Normal.

 

En cuanto a la construcción del edificio propio lentamente y en varias etapas se levantaron los muros, construcción que realizó la empresa Damond Cía., entregándose según el diario “Los Principios” de aquella fecha, constaba de 17 aulas, 2 salas de dibujo, 1 gabinete de física, 1 de historia  natural, 1 de gimnasio, y 1 departamento destinado para la habitación de la Dirección. Page asevera que el edificio “ocupo la totalidad de la manzana convirtiéndose a su vez en el establecimiento de mayor superficie que se construyó en este período en Córdoba.

 

En 1913. Fue convertida en Escuela Normal de Profesores por Ley de Presupuesto 1913. La comisión de homenaje de aquella época, resuelve que la escuela debe llevar el nombre distintivo del doctor Alejandro Carbó. Educador y político de fuerte personalidad y con permanente vocación de servicio, quien había conducido como director los destinos de la institución; así es como el 25 de Junio de 1931 pasó a llamarse ESCUELA NORMAL SUPERIOR DR. ALEJANDRO CARBÓ.

 

1931. Se funda la Asociación cooperadora, con la Presidencia del Dr. Manuel Parga. En ese mismos año el Dr.  Hans Seckt diagrama un JARDÍN BOTÁNICO ESCOLAR, en el que se colocan numerosas especies vegetales.

 

1932. Se crea el Jardín de Infantes del Instituto.

 

1936. Coloca en la dirección los gabinetes de Mineralogía  y Geología a una destacada especialista, la Dra. Josefa Giambastiani de Peláez. La señora Florentina B. de Carbó dona la biblioteca de su extinto esposo a la escuela, con más de un millar de volúmenes.

 

Corría el tiempo y la cuidad argentina, clásicamente docta, se poblaba de prestigiosos maestros y profesores en ciencias o en letras egresados de la Escuela Normal Superior del Profesorado Alejandro Carbó. En 1953, se la habilita para crear los profesorados anexos en distintas modalidades y, desde entonces, la institución albergó, primero, a los profesorados de Castellano, Literatura y Latín y de Matemática, Física y Cosmografía, incorporando posteriormente los de Geografía y de Química y Merceología.

 

En la actualidad la Escuela cuenta con cuatro niveles del sistema educativo, Nivel Inicial sala de cuatro y  cinco años, Nivel Primario, Nivel Secundario con tres orientaciones: Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Lengua; Nivel Terciario con los Profesorado de Educación Primaria y Profesorado de Educación Inicial; en formación de Posgrado cuenta con la Especialización de Educación Primaria y Tic, Derechos Humanos, Alfabetización Inicial, Matemática Primaria, Ciencias Sociales Primaria.